23 de Junio


Policías y ladrones.

El burro.

La cuerda.

El clavo con el hierro afilado por el padre mecánico de un amigo.

Las chapas, con el careto de un ciclista recortado.

Partir la peonza y ganar la partida.

Saltar a la piscina por encima de alguien. Saltar por encima de alguien. Saltar.

Recorrer las vías del tren.

Las primeras revistas porno.

Gritar “Aire” y recoger con la mano la pelota que cae desde el cielo en el parking del supermercado.

El primer puñetazo con fuerza y dirigido.

Robar girasoles y ser más rápido que los perdigones del agricultor.

Las primeras pajas.

Carreras. Todo el rato.

“Qué no? Yo sí que llego, qué te apuestas”

Odiar a tu mejor amigo para siempre. Incluso hasta el día siguiente.

Que te estalle el corazón antes de cogerle la mano a una chica.

– “Me quedo a dormir en tu casa” – “Toma ya!”

Filetes empanados, tortilla de patata, ensalada y sillas de tela a rayas azules y blancas.

Subir, trepar, escalar una montaña. Bajar dando brincos.

Cuchicheos en los escalones del portal.

Balonazos contra la pared. Vecinas gritando.

Pelos. Pelos por todas partes.

Bocata de chorizo, sandwich de nocilla, triángulo de chocolate.

Un frigodedo, por favor.

Salir con una chica significa estar a su lado. Tocarla ya es un plus.

Más pajas.

 

 

El paraiso debe ser tener 13 años un 23 de Junio.

 

23 de junio

Anuncios